Querido, amar no es sinónimo de necesitar.

Querido, Sabes que te aprecio, casi como a mi propio hermano, y por eso me duele ver cómo buscas el amor por atajos escabrosos, de los que nunca has salido bien parado.  Sabes que te harán daño, sabes que se aprovecharán de tu espíritu inocente, pero repites tu historia quizás por miedo a probar algo diferente.  Te dejas embaucar por gente que sólo busca tu ayuda, no tu amistad o una relación seria y estable.  Eres el amigo bombero que al final siempre termina solo.  Das lo mejor de ti, quizás esperando que así la gente quiera quedarse en tu vida, y aún así se van.

Querido, sabes que no soy una experta en temas del corazón.  Pero sé que quien te quiere, se queda contigo así solo tengas deudas.  Quien te respeta, lo hace aún sin de conocer tus hazañas, seas jefe o subordinado.  En la verdadera amistad no hay lugar para la extorsión, porque la amistad no se puede comprar.  Se da o no se da, pero no puedes ni debes forzarla ofreciendo favores.  El amor se queda contigo porque quiere quedarse, no porque necesita de ti.  No digo que nunca debes ayudar a nadie, ayuda siempre que puedas, pero sin esperar nada a cambio.  Pero quédate con quien te busque a pesar de no haber recibido nunca tu ayuda.  Responsabilízate de tus propios errores, y no de los errores ajenos, porque hechor y consentidor pecan por igual.  Nadie tiene derecho a doblegarte ante deudas que no son tuyas, y a quien utiliza los lazos familiares para hacerlo, no lo llames “familia” porque es un chantajista. Haz el bien, pero también aprende a decir “no” sin sentirte culpable. Aprende a cuidar de ti mismo primero para poder cuidar de los demás.

Sal de ese círculo vicioso que te corta las alas.  Sueña a lo grande, abraza tu futuro y en el camino encontrarás gente maravillosa que harán que te preguntes “¿por qué no hice esto antes?”.  No temas a lo desconocido, no temas a los desconocidos.  Y no creas que es mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer, porque no es cierto. Cambia de círculo, cambia de “amigos”, muévete, evoluciona, porque a donde quiera que vayas tu Dios estará contigo.  No dejes que la culpa dicte tu destino. Crece y sé libre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s