Una navidad necesaria

No creo que sea capaz de añadir un calificativo original a este 2020. Todo está dicho. Todos de alguna forma hemos expresado nuestro sentir sobre esta pandemia: los sentimientos varían entre la incredulidad, hartazgo, desesperación, resignación, dolor, miedo… y por eso este año la navidad es más necesaria que nunca.

Como yo lo veo , la pandemia ha sido esa lámpara que se enciende en el sótano y nos deja ver lo que en realidad hay allí abajo. Ha quedado claro que no estamos preparados. Toda nuestra tecnología no nos protege de pequeñas y peligrosas formas de vida. De repente descubrimos que nuestros sistemas de salud están maniatados. Vivimos una ilusión que nos hace creer que somos independientes, pero dependemos unos de los otros más que nunca (y la verdad es que da miedito saber que dependemos de personas al otro lado del mundo a las que nunca conoceremos). De repente todas las relaciones de nuestro círculos parecen importantes y nos cuesta descartar lo no esencial. Algunos se dieron cuenta, tal vez por primera vez, de que nuestra sociedad está lejos de ser igualitaria y justa. De repente echamos de menos lo que no se puede comprar con dinero: paz, libertad, amor.

“Porque un hijo nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro, y llamarás su nombre: Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.”

En esta año, donde todo ha fallado, necesitamos más que nunca a Dios con nosotros, Emmanuel!! Feliz navidad!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s